Es una pregunta para quienes tienen la opción de adquirir una propiedad. Otros piensan que pueden vender para obtener liquidez. Conozca el análisis de AGS en Diario El Mercurio. 

En el momento actual, además de la gravedad que implica el covid-19, se está gestando una crisis económica que ha dejado a mucha gente sin su fuente laboral y los expertos vaticinan que la situación empeorará. Ante los problemas económicos, algunos ya no pueden pagar sus arriendos o dividendos. Pero así como han surgido negocios nuevos, ¿será el momento de echar mano a las propiedades para conseguir dinero?

Consultamos en AGS Visión Inmobiliaria y nos explicaron que actualmente muchas empresas y personas naturales necesitan mayor liquidez para enfrentar la crisis y solventar sus deudas y costos. Para ello, siempre habrá inversionistas con capital disponible para aprovechar oportunidades de compra y tomar posición en inversiones inmobiliarias cuya rentabilidad se proyecte mas allá de la contingencia. No obstante, dicen que es importante definir el piso de venta de la propiedad, de tal forma de no “sacrificar” un bien raíz en pos de la liquidez.

Descuentos

Añadieron que hoy existen oportunidades de compra, principalmente casas o departamentos, debido a la proliferación de ofertas. Los descuentos son de hasta un 10%, o el pie gratis en algunos casos. Aclaran que lo anterior se de¬be a la fuerte caída en las ventas el último trimestre, que es de un 47%, según las cifras de la Cámara Chilena de la Construcción. De ese total, el 55,7% se debe a la baja en venta de departamentos y el 13,8% a la de casas,
en comparación al primer trimestre de 2019.

A su vez, señalaron, han aumentado los meses para agotar el stock de unidades en oferta, en comunas como Huechuraba, Lo Barnechea, San Joaquín, Puente Alto, Buin, La Florida, Santiago, Ñuñoa, entre otras, que han empujado a las inmobiliarias a ofrecer descuentos importantes. Como contraparte, dadas las altas tasas de los créditos hipotecarios —que han llegado hasta un 3% en las últimas semanas—recomiendan comprar en blanco (sin construcción alguna) o en verde (con obras ya comenzadas) y pagar el pie en cuotas. Esto se aconseja para negociar la tasa de interés de los créditos hipotecarios una vez pasada la crisis, cuando la situación económica mejore.

De igual modo, en el caso de compra en blanco o verde, sugieren hacer un seguimiento al precio de lo que se busca. Si son departamentos, que estén ubicados en sectores centrales o pericentrales (con buena accesibilidad a vías troncales y/o autopistas, conectividad óptima a transporte público, próximo a servicios y equipamientos), pues son sectores don¬de se proyecta que no disminuirá la plusvalía en el mediano y largo plazo.
Esto constituye una buena alternativa para el mercado de renta habitacional, segmento que se ha mantenido es¬table pese a la crisis sanitaria actual, con tasas de ocupación cercanas a 98% en estos sectores. Tal situación está llevando a varias inmobiliarias a reorientar los proyectos de venta a renta residencial, aseguran los expertos.
Si se va a vender, añaden, lo aconsejable es estudiar un plan de liquidez y usar esta opción.

Por estos días también se puede comprar a través de remates. En AGS Visión Inmobiliaria afirman que aunque es lamentable para quien pierde una propiedad por esta vía, siempre es conveniente adquirir un bien bajo esta modalidad. Sin embargo, precisan, en este ámbito hay que manejar bien las condiciones de mercado, para tener certeza del valor máximo a pagar.

Barrios

Si hay opción de invertir, la recomendación es buscar sectores donde la plusvalía irá creciendo pese a la
coyuntura. Por ejemplo, barrios que se han revitalizado a partir de anuncios de nuevas líneas de Metro, o terrenos cuyos derechos adquiridos mediante permisos se irán valorizando tras capear la crisis actual.
Aseguran que otra oportunidad es “ganar tiempo” en gestiones complejas de factibilización técnica de proyectos, mientras se espera que la administración pública sea más ágil en destrabar inversiones y proyectos.

Lo anterior implica avanzar con solo en caso de real necesidad, pues en plena crisis hay que sacrificar un porcentaje del mejor valor que se podría obtener con el inmueble en períodos normales de la economía. (normativa, sanitaria, eléctrica, subdivisión, etc.) o permisos, con el fin de darles viabilidad a dichos proyectos durante este período. La idea es partir su ejecución cuando la economía esté to¬talmente recuperada, opinan.

Siempre será un buen momento para repactar una deuda y agotar todas las instancias bancarias que permitan mantener el bien raíz, aseguran en AGS Visión Inmobiliaria

¿Y a futuro?

En AGS Visión Inmobiliaria aseguran que el escenario actual en materia de propiedades es complejo y probablemente la crisis se prolongará todo el 2020. No obstante, según las proyecciones económicas para el 2021, se espera un repunte de la situación económica a nivel país y, en consecuencia, de la industria durante el transcurso del próximo año. Ante ello, señalan, aquellos inversionistas (de diversa escala) que tomen posiciones estratégicas o lo aprovechen para dar factibilidad a sus proyectos, sacarán ventaja en el mediano plazo.

 

Nota Diario El Mercurio